Recomienda especialista medidas para evitar el reflujo gastroesofágico en los bebés

13 de Junio de 2017

Recomienda especialista medidas para evitar el reflujo gastroesofágico en los bebés


Lunes 12 de junio de 2017.

El reflujo gastroesofágico se presenta en el 50% de los recién nacidos y aunque con el paso de los meses desaparece, es necesario que se tomen en cuenta ciertas medidas para reducir el malestar en el pequeño como es el dar leche materna, evitar al máximo el uso de biberón, sacarle de manera adecuada el aire, reducir el uso de ropa ajustada, entre otros, indicó Karen López Xolalpa.

La pediatra del Centro de Investigación y Docencia en Ciencias de la Salud (CIDOCS) de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) detalló que el reflujo es el retorno del contenido gástrico y se presenta debido a la inmadurez del sistema digestivo del bebé, el cual fisiológicamente madura alrededor del octavo mes de vida.

Señaló que este padecimiento en los recién nacidos se presenta tras las tomas de leche, coincidiendo con la expulsión del eructo y a veces se sigue de hipo y se acentúa con los movimientos o cambios de posición; agregó que el reflujo raramente se cataloga como enfermedad, pero en el caso en el que la madre observe que existe rechazo de alimento, los vómitos son más frecuentes y el crecimiento del bebé no es progresivo, es entonces que se debe considerar la visita con un especialista.

La residente de Neonatología destacó que la mayoría de los lactantes superan de forma espontánea sus problemas de reflujo en el segundo semestre de vida coincidiendo con la maduración del esfínter esofágico inferior, la introducción de alimentos sólidos y cuando aprenden a sentarse.

Así mismo López Xolalpa manifestó que existe una serie de medidas generales dietéticas y posturales, como técnicas de alimentación para evitar que trague aire y mejorar por gravedad el reflujo, de modo que su cabeza quede más alta que sus pies para evitar que refluya el contenido gástrico, y en el caso que se esté con lactancia artificial, se debe ofrecer al bebé leche espesada o leche especial antirreflujo.

Enfatizó que en la alimentación con lactancia materna la incidencia del reflujo es menor, ya que por lo general son tomas más fraccionadas y se digiere de manera más rápida en el estómago, a diferencia de la fórmula, ya que esta requiere mayor tiempo para poder vaciarse, hecho por el cual invitó a hacer conciencia de la lactancia materna para evitar en los recién nacidos este molesto padecimiento.