Simulador biológico Von Hagens en la División de Ciencias de la Salud de la Universidad Cristóbal Colón

10 de Septiembre de 2019

Simulador biológico Von Hagens en  la División de Ciencias de la Salud de la Universidad Cristóbal Colón


Sin duda alguna, la educación en las diferentes profesiones del área de la salud ha presentado cambios importantes en sus planes de estudio, así como en las estrategias de enseñanza-aprendizaje. En este sentido, la Universidad Cristóbal Colón en Veracruz, buscando la calidad e innovación cuenta desde este semestre con un simulador biológico, es decir un “cuerpo plastinado Von Hagens”, que permitirá a múltiples generaciones el estudio de la anatomía humana de forma directa, realista y segura.

¿Qué es un cuerpo plastinado?

Aproximadamente el 70% del cuerpo humano está compuesto de líquidos. Con la plastinación, los líquidos de los tejidos son sustituidos por plásticos reactivos; en un proceso especial de vaciado.

El cuerpo de una persona fallecida es donado para la ciencia y posteriormente procesado en Alemania, para eliminar toda la grasa y fluidos corporales con la ayuda de disolventes o solventes y se sustituye por un preparado plástico; este procedimiento puede durar hasta un año de trabajo y una vez terminado debe mantenerse a 23ºC para su conservación.

El plastinado permitirá a los alumnos observar el cuerpo humano y su funcionamiento, así como los daños que causan diversos padecimientos, además de que no sufrirá cambios en sus cualidades y estado, es decir, descomposición.

Los simuladores biológicos tienen un valor especial para los estudios médicos, pues la complicada estructura del sistema locomotor y de los órganos, sus posiciones relativas y las relaciones entre ellos no pueden ser comprendidas en su complejidad tridimensional si sólo se usan libros, aun cuando las fotografías sean de alta calidad y los modelos anatómicos artificiales no son capaces de mostrar los finos detalles. Además, la plastinación frena la descomposición y deshidratación, por lo que los cambios de consistencia quedan descartados.

Este simulador biológico fue importado de Guben, Alemania, donde se encuentra el centro de plastinación de Gunther von Hagens, por gestiones de la compañía TAQ Sistemas Médicos, en la Ciudad de México.

Sin duda alguna es un gran avance en la ciencia y para la mencionada División Académica, a través de las licenciaturas en Médico Cirujano y Nutrición y Ciencia de los Alimentos, ya que solo se cuentan con dos cuerpos completos plastinados en el país, uno en la Escuela Médico Naval y el que se recibió en la Universidad Cristóbal Colón.