Sirve UdeC al poder público, pero no está a su servicio: FMP

26 de Septiembre de 2017

Sirve UdeC al poder público, pero no está a su servicio: FMP



* “Ésta es una universidad que privilegia el trabajo y no la confronta o la ruptura”.

A 77 años de su fundación, dijo este fin de semana Fernando Moreno Peña, la Universidad de Colima “sigue cumpliendo el objetivo para el que fue creada: reivindicar los derechos de las mayorías a través de la educación pública”.

Moreno Peña, ex rector de la UdeC, fue uno de los oradores del desayuno que se realizó este sábado para conmemorar un aniversario más de la institución. Allí, mencionó que “no festejamos el paso del tiempo sino el trabajo y aportaciones de la Casa de Estudios a través de este tiempo”.

En un tono emocionado, el ex rector y también ex gobernador recordó gran parte de las contribuciones que ha hecho la UdeC al desarrollo de la ciencia, la tecnología, las artes y la internacionalización en el estado.

“Ésta es una universidad –añadió– que privilegia el trabajo y no la confronta o la ruptura” y que desarrolló un modelo propio que le ha permitido integrar a voces diversas en la consecución de un mismo fin, que es el de la Universidad y su proyecto académico.

La Universidad, dijo, no sabe agredir porque esa no es su práctica, “pero sí sabe defenderse cuando alguien atenta contra ella. Atiende, entiende y escucha a quienes desde el gobierno buscan el bienestar de los colimenses y presta sus instalaciones a todos, aunque a veces su patrimonio ha despertado la envidia de unos cuantos, incluso de autoridades que han sostenido que a la Universidad no hay que darle más, porque es una institución rica”.

Es rica, añadió, “porque genera capital humano de alta calidad, porque maneja bien sus recursos y porque difunde la cultura”. Aclaró que en los presupuestos asignados a esta Universidad nunca hubo partidas para crear museos, teatros o instalaciones deportivas, esas la creó la institución con sus ahorros y su buena administración.

Aseguró que “ésta no es una Universidad pobre; su riqueza está a la vista y la comparte con la sociedad; es una universidad organizada, diseñada para ser orgullo de los colimenses, no vergüenza ni lástima de nadie”.

Es, señaló, “una Universidad agradecida con sus benefactores que han gobernado el estado. Aquí se reconoce permanentemente a Torres Ortiz, su fundador; a Velasco Curiel, que le dio su autonomía; a Pablo Silva, que inició la construcción de sus instalaciones; a Griselda Álvarez, que le dio su autonomía plena y a Carlos de la Madrid, que la privilegió con su trabajo académico”.

Además, fue enfático al decir que, “quienes desde el poder público han pretendido agredir a la Universidad no aparecen en su historia, y en consecuencia, no aparecerán en la historia de Colima”.

Para él, una de las grandes aportaciones de la Universidad “es que aquí no existe una cultura de la ruptura o el enfrentamiento. Es un gran logro, porque a veces, mientras la sociedad politizada se confronta electoral o partidariamente, en la UdeC se discuten las ideas, se dialoga y se aportan soluciones al desarrollo”.

Otra aportación importante, dijo, “es el ejercicio responsable de la autonomía, sin abusos, sin excesos, pero tampoco sin tibieza o negligencia. Una autonomía que vincula a la UdeC con su entorno y con su problemática, pero que la distancia del enfrentamiento político y de la ruptura; que respalda al poder público pero no está a su servicio; le sirve, pero no está a su servicio”.

Como institución autónoma, agregó, “dentro de su ley y la fuerza de sus rectores, ha resuelto sus contradicciones internas de manera autónoma. Nunca ha solicitado al poder público que intervenga en su rescate o ayuda para resolver conflictos internos. Tampoco hacia el exterior ha alentado la protesta o la violencia contra el poder público”.

Por último, dijo que en esta fecha “festejamos no el transcurrir del tiempo, sino todo el trabajo que está a la vista. Lo mejor de Colima, sin duda, está en la Universidad, pero no por un capricho o por un decir vanidoso, sino porque así lo quiso el Estado cuando la creó, para que aquí estuvieran siempre los mejores hombres que habrían de conducir Colima”.