Subhranil Sarkar colorea la mente con su música

11 de Julio de 2017

Subhranil Sarkar colorea la mente con su música


* Ofreció un concierto de Raga, música clásica hindú, en la Unidad Xochimilco

* El Raga está inspirado en la poesía y es una forma abstracta de melodía

Con la interpretación de la música clásica hindú conocida como Raga –piedra fundamental de esa cultura que reproduce el sonido de la naturaleza y la propia vida– Subhranil Sarkar, uno de los sitaristas más destacados del mundo, ofreció un concierto en la Unidad Xochimilco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) para colorear la mente de las personas.

El Raga, el lenguaje de los dioses del hinduismo contenido en los Vedas, los libros más antiguos de India, transmitidos por los sabios o rishis a sus discípulos, está inspirado en temas poéticos y es una forma abstracta de melodía que tiene plena libertad de improvisación, siempre y cuando se mantenga dentro de una estructura uniforme con ciclos rítmicos denominados talas, explicó el maestro Sarkar.

Cada rama del hindú se entreteje con gran intimidad a su esencia, en la que filosofía, religión, arte y costumbres viven de la mano, por ejemplo, la música hindustani o clásica del norte de India, Pakistán y Bangladés –interpretada durante el concierto– es ejecutada con el sitar y la tabla.

En armonía con el atardecer, pues los ragas son interpretados acorde con la hora del día y el ánimo del artista, el músico presentó tres piezas con el sitar, instrumento melódico de cuerdas metálicas con base de calabaza curada, unida a un brazo hueco de madera teca con trastes redondeados que emiten microtonos y sutilezas sonoras.

Esta música carnática integra uno de los sistemas más antiguos del mundo –con 72 ragas fundamentales o janaka de los que surgen los llamados janya– y cada Raga posee escala musical y tonalidad propias, así como un número determinado de notas o svaras que se interpretan en forma ascendente –arohana– o descendente –avarohana– reveló.

El maestro Sarkar estuvo acompañado por Jerónimo Zoe Serna Romero, quien tocó la tabla, instrumento de percusión popular del norte de India usado no sólo como acompañamiento rítmico sino también como solista cuyo término se refiere, tanto al par de tambores como al tambor melódico.

El joven músico ha desarrollado una alta formación como tablista desde 2006, al haber tomado clases con los maestros Francisco Bringas, Akram Khan, Heiko Dijker, Abijhit Banerjee e Ilyas Hussein Khan, y haberse presentado en los festivales Cumbre Tajín, Nao Fest y Sat Nam Fest, así como en las embajadas de India, Indonesia y Gran Bretaña.

La presentación comprendió dos partes: una llamada Alap, consagrada al Raga, en la que exploró todas las notas y las relaciones entre ellas para mostrar sus caracteres en una franja de espacio-tiempo libre de estructura rítmica.

En la segunda –Gat– Serna Romero acompañó con la tabla y fue a partir de ese momento que el Raga se presentó dentro de un ciclo rítmico tala y ambos músicos expusieron curvaturas propias de la música carnática e improvisaron ritmos suaves rematados por notas de gran velocidad marcadas desde el centro de la tabla.

Sarkar, originario de Calcuta, inició su trayectoria musical a los seis años de edad y tres años después ya ofrecía conciertos en All India Radio. Fue discípulo de Padma-Shri Ustad Shahid Parvez Khan una de las figuras musicales y espirituales más importantes de esa nación, quien le otorgó el título de Gharana “quien proviene de”, convirtiéndose así en uno de los más sobresalientes intérpretes de su época.