Trabaja Facultad de Agronomía para disminuir los efectos de la agricultura en el cambio climático

30 de Agosto de 2019

Trabaja Facultad de Agronomía para disminuir los efectos de la agricultura en el cambio climático


Lunes 26 de agosto de 2019.

Investigador de la Facultad de Agronomía de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) sostiene que los sistemas de producción agrícola actuales incrementan el cambio climático en el mundo.

Como ya sabemos, el cambio climático es una realidad gracias al desmedido uso que el ser humano le da a los recursos naturales, a las energías y al suelo, aunado al crecimiento de la industria agrícola, donde Jesús Ignacio Madueño Martínez, ha encontrado que la aplicación excesiva de fertilizantes y el uso de Diesel en maquinaria, son los principales precursores de la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

“Como es el metano, el óxido nitroso y, al mismo tiempo, todo eso va contribuyendo a que de manera local eso es lo que hacemos nosotros, pero cuando ya dimensionamos a nivel mundial pues son muchas las actividades agrícolas que tenemos en todos los países, los cuales contribuyen a aumentar este problema”, señaló el docente de esta unidad académica ubicada en Culiacán.

Según datos proporcionados por él, solo en nuestro estado se siembran y cultivan de manera convencional entre 450 y 480 mil hectáreas de maíz cada año como principal alimento producido en la región, por lo que en estos momentos es necesario buscar y aplicar alternativas de producción agrícola que mitiguen los efectos del cambio climático.

“Una de las principales alternativas es la sustentabilidad; voltear a ver a la agricultura sustentable que sabemos que tiene que ser de manera gradual y selectiva porque también necesitamos seguir produciendo esos alimentos que consumimos día con día y que año con año tienen mayor demanda porque aumenta la población”, manifestó.

Por ello, dio a conocer que la Facultad de Agronomía y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) llevan cuatro años sumando esfuerzos para cambiar los sistemas de producción agrícola convencional por una “agricultura de conservación” en el Estado.

“Esto no es otra cosa más que disminuir la actividad de uso de tractores, donde se desperdicia mucha energía y donde hay muchas emisiones de CO2, lo cual nos permite comprobar al mismo tiempo que ese cambio de forma convencional a lo sustentable o a la agricultura orgánica sigue trayendo buenos resultados en cuanto a producción de alimentos; es decir, que con la agricultura sustentable no reducimos la cantidad de producción pero sí mejoramos mucho el entorno ambiental a nivel mundial”, explicó el investigador universitario.

Durante ese tiempo, la Facultad y la institución en mención, han implementado este y otros proyectos en colaboración en una superficie de 6 hectáreas destinadas para el estudio y la práctica académica que generen impactos positivos en dicho tema.

“Es una distinción para la Facultad de Agronomía que una institución internacional te dé la confianza para establecer este tipo de trabajos que nos han venido trayendo excelentes resultados”, enfatizó.

Para finalizar, Madueño Martínez destacó que, de esta manera, la UAS aporta su granito de arena para tratar de reducir los efectos nocivos de dicha actividad “que es tan necesaria y rentable pero que también debe mitigar el uso de gases de efecto invernadero”.