Trata de personas, fenómeno social complejo: Urenda Navarro

4 de Agosto de 2017

Trata de personas, fenómeno social complejo: Urenda Navarro


La investigadora Urenda Queletzú Navarro Sánchez, de la Facultad de Derecho “Abogado Ponciano Arriaga Lerija” de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, destacó que el tema de la trata, la explotación laboral y sexual de personas es un fenómeno social muy complejo, que se debe estudiar conforme a varios medios y fines.

La académica de la Maestría en Derechos Humanos, detalló que hace cuatro años investigadores a través del programa de Maestría en Derechos Humanos así como del Colegio de San Luis, trabajaron en la elaboración de una diagnóstico sobre la violencia sexual y aproximaciones en cuanto al problema de trata de personas, y una de los puntos que señalaron en ese momento, y que dijo se suma a esta oleada de desapariciones, y de violencia sexual contra las mujeres es que marcábamos la necesidad de visibilizar que San Luis Potosí es un territorio de paso de migrantes y de paso también en términos de comercialización y explotación.

Indicó: “Esta dimensión, hay que darla en términos generales hacia el Estado, un lugar donde se traslada a las personas y también donde se explota; en San Luis transitan y pasan mujeres que van a otros lados, así como hombres y niños explotados en otros lugares”

Añadió: “Pero también desde el interior del estado, en la Zona Huasteca y Media, son lugares de captación de mujeres que son explotadas con fines sexuales; en el Altiplano también hay trata con fines de explotación laboral, donde hemos encontrado la presencia de algunos indígenas mixtecos trasladados hacia haciendas y lugares de trabajo jornalero, nos dimos cuenta hasta hace poco.

En este sentido, la maestra Urenda Navarro, resaltó que para analizar el tema de la trata es importante analizar el contexto del estado: “porque es un fenómeno social muy complejo que se debe estudiar conforme a varios medios y fines, entiéndase que a veces sólo vemos una de las caras de la trata que es precisamente la exploración y no percibimos las otras fases de este delito tan complejo, como es el enganche y explotación, la desaparición de niñas y mujeres, el traslado, el comercio y la explotación sexual”.

Concluyó que en la investigación efectuada una de las caras que vemos es la explotación: “y cuando la autoridad se topa con esta cara e investiga, concluye que se trata de un delito de explotación sexual y no hacia la trata, porque no indaga cómo esas mujeres están allí, como llegan y porqué están siendo explotadas, lo mismo pasa con la trata con fines de explotación sexual y con la desaparición de niños que son tratados o comercializados para la venta de órganos, para consumo sexual, y para adopciones ilegales”.