Tumores en los tejidos blandos deben ser extraídos para descartar malignidad

4 de Julio de 2017

Tumores en los tejidos blandos deben ser extraídos para descartar malignidad


Lunes 03 de julio de 2017.

Aun cuando los tumores benignos en los tejidos blandos son muy frecuentes en la población, son de lento crecimiento y generalmente asintomáticos y no causan afección a tejidos adyacentes, estos deben ser extraídos y analizados para descartar cualquier malignidad, destacó Ricardo Ochoa Viedas.

El anatomopatólogo del Centro de Investigación y Docencia en Ciencias de la Salud (CIDOCS) de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) detalló que los tejidos blandos se encuentran por debajo de la piel hasta llegar al hueso, tales como la grasa, los músculos, partes fibrosas y todo lo que contienen y conforman estas estructuras como arterias, venas, nervios y fascias de recubrimiento.

Enfatizó que de los tejidos blandos se pueden encontrar una cantidad heterogénea de lesiones tanto benignas como malignas, siendo las benignas las que se presentan con mayor frecuencia.

El galeno universitario manifestó que dentro de los tumores benignos, el que mayormente se presenta en la población, llámese niños o adultos, es el dependiente de la grasa (lipoma), mientras que de los malignos, los sarcomas son los más frecuentes.

Argumentó que los tumores malignos de tejidos blandos representan 12 mil casos anuales aproximadamente, lo que constituye menos del 1% de todos los cánceres y de estos, menos del 2% se mueren por esta causa.

Ochoa Viedas mencionó que toda aparición de un tumor de tejidos blandos debe marcar la pauta para que el médico inicie el control y vigilancia de la lesión, con el fin de que haga una valoración integral y determine si existe o no invasión profunda.

Así mismo expresó que una vez establecido el diagnóstico, la forma de tratar los tumores tanto benignos como malignos es extrayéndolos, ya que en lo general presentan algunas molestias o alteraciones estéticas, además de dar mayor tranquilad y certeza al paciente.