UAA se suma a proyecto de evaluación de educación maternal en Iberoamérica

7 de Marzo de 2018

UAA se suma a proyecto de evaluación de educación maternal en Iberoamérica


• UAA evaluará impacto y función de los CENDI en Aguascalientes.

• Además de las prácticas de enseñanza, el trabajo se centrará en evaluar si los niños registran un aprendizaje significativo sobre las primeras nociones de números y el uso de objetos.

La Universidad Autónoma de Aguascalientes evaluará el funcionamiento e impacto de centros de Desarrollo Infantil (CENDI) de la entidad en la formación de infantes de siete meses a dos años de edad, además de que los resultados obtenidos serán utilizados para analizar las prácticas educativas de nivel maternal en Iberoamérica, junto con grupos de investigación de universidades de Colombia, Brasil, Chile y España.

Al respecto, Pedro Palacios Salas, profesor investigador del departamento de Psicología y titular de este estudio científico, explicó que se examinarán tres CENDI de Aguascalientes, para identificar si la metodología empleada en favor de la formación de la persona desde los primeros meses de vida es empírica o planeada y estructurada, además de que el trabajo se centrará en evaluar si los niños registran un aprendizaje significativo sobre las primeras nociones de números y el uso de objetos, lo cual es indispensable para la vida cotidiana e implica usar el mundo como un medio para que el infante conozca su entorno.

Este proyecto que tendrá el apoyo de la Universidad Autónoma de Madrid, busca describir los escenarios educativos, los objetos didácticos utilizados y su interacción con el niño, las posibilidades cognitivas de los menores, la forma en que se estructuran y planifican actividades, así como el proceder de técnicas y herramientas semióticas que emplean.

Para ello, se videograbaron en varias ocasiones, con plena autorización de los CENDI y padres de familia: la bienvenida, la actividad principal del día planeada por las técnicas de cada lugar, al igual que la hora de la comida. Asimismo, para obtener datos más refinados se segmentaron a los infantes por grupos: dos de lactante, uno con menores de siete a 12 meses de edad y otro de 13 a 18 meses; además de un grupo de 19 a 24 meses de edad.

La relevancia de este estudio se debe a que, en México, los centros de atención para niños de cero a cuatro años de edad eran considerados como reservorios de cuidado momentáneo, sin embargo, estas guardarías se han transformado y han pasado a constituirse como Centros de Desarrollo Infantil, en los cuales las actividades que se ejecutan deben contemplar técnicas educativas en apoyo a la formación de los infantes.

Asimismo, el investigador pertenece al cuerpo académico de “Desarrollo psicológico, cultura y salud” y busca evaluar si los escenarios de estos centros corresponden a espacios educativos, tal vez no formales, pero con la relevancia que se necesita para la constitución de la persona, en este caso el infante de dos años de edad o menor.