UASLP realiza Acopio de Residuos Reciclables y Cambalache de Libros

4 de Septiembre de 2017

UASLP realiza Acopio de Residuos Reciclables y Cambalache de Libros


La Agenda Ambiental de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí realizó como parte de las Jornadas Acopio de Residuos Reciclables y Cambalache de Libros, una colecta en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UASLP, donde hubo una gran participación de profesores, alumnos y público en general.

En entrevista con el maestro Arturo Patiño de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UASLP, señaló que esta actividad se realiza semestre con semestre, a través de un rol de fechas en diferentes entidades de la UASLP donde se hace el acopio, esto se puede consultar en la página de Facebook Agenda Ambiental.

Agregó que en la Zona Universitaria es uno de los lugares que más acopia, atrae a los habitantes cercanos al lugar donde ellos pueden llevar su basura reciclable; en esta ocasión la Facultad de Ciencias de la Comunicación invitó a las empresas que la rodean, algunos supermercados, y comercio automotriz para que se acercaran a participar y conocer las opciones de reciclaje que tiene la institución a través de sus programas.

Detalló que los materiales que se reciben mes con mes son; papel post-uso, aparatos de computación (cpu, impresoras, teclados, mouse, monitores, discos duros, floppys, tarjetas, memorias, procesadores, reguladores, servidores, laptops), telefonía (celulares, cargadores, palms, radiolocalizadores, teléfonos inalámbricos, equipos de comunicación), electrónica (cd, tarjetas electrónicas, decodificadores, consolas de videojuegos, reproductores de audio portátiles, adaptadores), eléctrica (cables, interruptores, capacitores, conductores, transformadores), pilas usadas y cartuchos y tóner usados.

Resaltó que es importante no desechar estos productos por el alto índice de contaminación que implican, por ejemplo para las baterías, una sola puede contaminar irremediablemente miles de litros de agua y los aparatos electrónicos hay que dar una mirada a como ha crecido el consumo, principalmente de aparatos celulares y preguntarse qué pasa con todo lo que se desecha.