UNAM y Universidad de Salamanca establecen programas académicos de doble titulación

24 de Agosto de 2017

UNAM y Universidad de Salamanca establecen programas académicos de doble titulación


• Se crea también la Cátedra Francisco de Vitoria-Bartolomé de las Casas, que abordará las relaciones bilaterales entre México y España

• El rector Enrique Graue recordó que la Universidad de Salamanca es punto de partida de la Universidad Nacional, y “hoy firmamos el futuro que nos debe hermanar aún más”

Enrique Graue Wiechers y Daniel Hernández Ruipérez, rectores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y de la Universidad de Salamanca (USAL), respectivamente, firmaron una carta de intención para establecer programas de estudio de doble grado, en las áreas de Letras y Ciencias Políticas, tanto en licenciatura como en posgrado.

También establecieron la Cátedra Extraordinaria Francisco de Vitoria-Bartolomé de las Casas, espacio de diálogo académico y cultural que fortalecerá los lazos históricos entre ambas instituciones de educación superior.

Su objetivo es el estudio, análisis y reflexión de las relaciones bilaterales entre México y España a través de conferencias, seminarios y cursos especializados en el pensamiento de ambos humanistas, considerados precursores del derecho internacional contemporáneo.

Los programas y actividades estarán a cargo de la Coordinación de Humanidades de la UNAM y el Vicerrectorado de Internacionalización de la USAL.

En este marco, se promoverán proyectos conjuntos de investigación, trabajos académicos y de educación continua en derecho internacional, globalización y relaciones internacionales, además de seminarios temáticos.

De igual manera, intercambio de publicaciones y otros materiales académicos con fines de información científica y educativa, coedición de libros y publicaciones, diseño y desarrollo de contenidos audiovisuales y aplicaciones multimedia para plataformas digitales.

Potencias panhispánicas

En la firma del acuerdo, el rector Enrique Graue recordó que la Universidad de Salamanca es punto de partida de la Universidad Nacional. En este presente ambas instituciones mantienen una relación estrecha y hoy firmamos el futuro que nos debe hermanar aún más.

Las cátedras, programas de doble titulación, tareas académicas conjuntas es lo que afianza, en forma definitiva, nuestro vínculo interinstitucional, afirmó.

Daniel Hernández Ruipérez, rector magnífico de la USAL, agradeció el desarrollo e impulso de tareas para consolidar los lazos entre ambas universidades.

Esperamos que estas actividades amplíen las posibilidades de cooperación y proyectos fructíferos en otros ámbitos con la UNAM, “la primera universidad del ámbito latinoamericano e iberoamericano”, expresó.

Alberto Vital Díaz, coordinador de Humanidades de esta casa de estudios, destacó que México y España son dos potencias del mundo panhispánico.

La cátedra hace honor a las aportaciones de Francisco de Vitoria y Bartolomé de las Casas, precursores del derecho internacional contemporáneo y de los derechos humanos, temas fundamentales en el actual contexto sociopolítico y económico global, subrayó.

En cuanto a la carta de intención para establecer programas de estudio de doble grado, e intercambiar publicaciones y otros materiales académicos con fines de información científica y educativa, se informó que a la brevedad se formalizarán los convenios de colaboración respectivos.

Historia compartida

Entre la UNAM y la USAL perduran lazos centenarios. En 1551, la Real y Pontificia Universidad de México tomó el ejemplo de Salamanca para establecer su modelo pedagógico.

En 1562, la institución consiguió la Real Cédula con todos los privilegios y acotaciones de la universidad ibérica. Incluyó la transmisión de la pedagogía salmantina, así como la influencia de los egresados de la Universidad de Salamanca, quienes formaron parte del profesorado de la Real y Pontificia.

Al refundarse como Universidad Nacional en 1910, tuvo como invitados de honor a las universidades de Salamanca, París y Berkeley.

Asistieron al encuentro Leonardo Lomelí Vanegas, secretario General de la UNAM; Mónica González Contró, abogada General; y Francisco Trigo Tavera, coordinador de Relaciones y Asuntos Internacionales, entre otros.